Medios ganados: ¿Sabes dónde hablan de tu marca?

Existen tres tipos de medios digitales con los que debemos contar para el desarrollo de nuestra estrategia: los medios propios (aquellos que tu marca posee con el fin de desarrollar una presencia online como una web, app, blog, redes sociales, etc.), los medios pagados (son los que contratas para promover tu marca como Google AdWords, Display, publicidad en redes, influencers contratados, etc) y los medios ganados.

En la nota de hoy, conoceremos más sobre este último y revisaremos su importancia para tu estrategia de marketing.

¿Qué son los medios ganados?

Se trata del espacio que un tercero le hace a nuestra marca de forma gratuita en Internet. Puede ser desde una mención en Twitter, posts de usuarios o contenido compartido en Facebook, una reseña en un blog, la mención de un influencer hasta una video que produzcamos y se haga viral. En pocas palabras, los medios ganados son toda aquella promoción que alguien realice de nuestra marca sin que nosotros se lo pidamos.

Lo interesante de esto es que los medios ganados se pueden conseguir gracias al buen manejo de los medios propios y pagados, ya que una excelente estrategia de marketing logra que tus usuarios consideren que alguna de tus acciones sea digna de compartirse o mencionarse en sus canales sociales. ¡Cada aspecto de tu estrategia es importante!

¿Por qué los necesito?

Hasta el momento, nos hemos referido a “terceros” cuando hablamos de los usuarios que comparten o interactúan con el contenido y así existan los medios ganados. Sin embargo, no debemos olvidar que se trata de personas con una imagen y una credibilidad en sus audiencias, es decir sus seguidores.

Teniendo esto claro, ¿qué sucede si tu amigo publica en su muro de Facebook una experiencia positiva con un producto? ¿No tendría mayor relevancia en comparación con un banner publicitario de dicha marca? ¡Claro que sí! Tus clientes son el mejor canal para difundir tu marca y la importancia de los medios ganados radica en la credibilidad de estos.

  • Caso “Coca-Cola”

Un día, la conocida gaseosa negra decidió reemplazar el nombre de su marca por el de sus usuarios. Así podíamos encontrar “María”, “Inés”, “David” inscritos en las etiquetas. Esta acción no solo terminó siendo algo lúdico, pues todos buscaban la botella con su nombre, los usuarios también tomaban fotos de estas nuevas etiquetas y las publicaban en sus redes sociales. ¡Medios ganados! ¡Ahora eran los mismos usuarios los que comunicaban la campaña y hacían branding de la marca!

¿Pueden haber medios ganados negativos?

La respuesta es sí. En los medios propios tú controlas lo que sucede, en los medios pagados tú abonas un monto para obtener el control; sin embargo, en los medios ganados sucede lo opuesto: tú no tienes el control de lo que pasa o de lo que se dice.

Por ello, el trabajo con estos medios debe ser minucioso, en muchas ocasiones puedes tener medios ganados positivos (en el mejor de los casos) o negativos y no saberlo. Para remediar esto te recomendamos realizar un monitoreo diario  y así cuidar de tu reputación online.

Finalmente, lo ideal es que reutilices la media ganada positiva para tu estrategia de contenidos y con respecto a lo negativo, debes llegar al porqué del problema y si es posible utilizarlo para mejorar.

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top