Estrategias para aumentar tu bienestar y productividad en el home office.

Después de una larga cuarentena, que parece ampliarse cada vez, todo  indica que muchas empresas seguirán trabajando de forma remota por un tiempo más. Parece ser momento de evaluar las estrategias del home office para tener buenos resultados organizacionales, pero también personales. Es decir, dándole atención al rendimiento, pero también al cuidado de la salud física y mental.

Al contrario de lo que se pensaba del trabajo remoto, muchas personas afirman haber sentido más carga de trabajo y estrés. Este es comprensible también por el contexto que estamos viviendo, ya que no sabemos cuándo las cosas vuelvan a ser como antes.

Sin embargo, hay que tratar de sacarle ventaja a este momento, sabemos que aún nos queda un tiempo para seguir en modo remoto, entonces hagámoslo bien.

Horario y lugar

Debemos crear un espacio donde tengamos en orden nuestro material de trabajo de preferencia un ambiente con pocas distracciones para maximizar el rendimiento.

Para esto es conveniente hacer acuerdos con la familiar para que ellos sepan que estas en horario de trabajo y respeten tu espacio.

Desconectar

Para evitar el agotamiento mental es importante alejarnos un poco de la pantalla. Cuando acabe tu jornada laboral, date un tiempo para conectar con tu familia, sal a dar una caminata, prepara el postre que tanto te gusta, haz ejercicio, etc. ­

Cambia de postura

Si sabes que vas a tener una jornada que demandará muchas horas frente a la computadora, date un momento para estirar. Esto evitará la sobrecarga en el cuello u otras partes, que puede generar malestares como dolor de cabeza, tención en los hombros, etc. Después de un día agotador es aconsejable practicar un poco de yoga, ejercicios de respiración y meditación. De igual forma esto puede ser ideal para iniciar el día.

Cuida tu cuerpo

Es importante que el aislamiento no dañe tu salud física. Un cuerpo sano es la clave para sufrir menos estrés y por ende menos enfermedades. Desde casa tienes la ventaja de comer a tus horas y si te das un tiempo de prepararte alimentos sanos y buenos para tu cuerpo. Así también, es importante que cuides tu horario de dormir, que es lo que ayudará a que tu cuerpo se regenere y asimiles mejor lo que has aprendido en el día. Y por último, e igual de importante, hacer ejercicio. Lo aconsejable es caminar por lo menos 30 minutos diarios, pero si no puedes darte ese lujo tienes que hacer ejercicios que muevan tu corazón. Puedes saltar soga, hacer burpees o hacer entrenamientos de alta intensidad que no demandan mucho tiempo pero que son muy efectivos.

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top